La excedencia laboral voluntaria

922 88 87 33
La excedencia laboral voluntaria

Una de las consultas más habituales que se realiza a abogados laborales en Tenerife es la relativa a la excedencia voluntaria y los derechos y problemas que esta conlleva. Aquí te daremos algunas claves de esta figura tan utilizada pero a veces poco conocida. 

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la excedencia es un período de suspensión del contrato de trabajo que el empleado puede pedir a la empresa. Durante ese lapso, el trabajador no tiene la obligación de asistir a su empleo ni el empresario a pagarle sueldo o a cotizar por aquel. Al ser voluntaria, no es necesario explicar los motivos de la elección, actuando siempre con buena fe y sin incumplir eventuales cláusulas de no competencia.

Tal como nos indican desde el despacho Serrano & Serrano Abogados, estas excedencias pueden durar entre 4 meses y 5 años y quien la solicita debe llevar trabajando al menos un año en la empresa y no haber pedido otra en los anteriores 4 años. Además, si bien es voluntaria solicitarla, es obligatorio concederla si se cumple con los requisitos.

Los despachos de abogados laborales en Tenerife recomiendan hacer la solicitud pos escrito, indicando las fechas que comprenderá y con un preaviso razonable. La empresa tiene la obligación de aceptar o denegar la solicitud por escrito y se acostumbra a liquidar vacaciones y cantidades pendientes por si el trabajador no se reincorpora.

Durante este período el trabajador puede dedicarse a lo que quiera, incluso trabajar en otra empresa. No pierde la antigüedad anterior aunque no sigue computando mientras esté en excedencia. 

Por último, al ser voluntaria, este tipo de excedencia no implica la reserva del puesto de trabajo aunque el trabajador sí tiene un derecho de reingreso preferente en un puesto similar o de la misma categoría.